Unidad 5: Los Reinos germánicos y el Islám

LA EDAD MEDIA

Etapa que se inicia con la caída del Imperio Romano de Occidente (año 476) hasta el descubrimiento de América ( año 1942).


LOS REINOS GERMÁNICOS



Durante el siglo V, diversos pueblos de origen germánico, procedentes del centro de Europa, ocuparon los territorios del Imperio Romano.


Los germanos provenían del norte y del este de Europa, de zonas no aptas para el cultivo, y fueron denominados bárbaros por los romanos por sus costumbres rústicas y primitivas.

Estos pueblos germanos, se regían por sus propias leyes, tenían sus propios jefes y conservaban sus costumbres, no hablaban latín y eran paganos.

En el siglo V, los hunos, pueblo asiático de origen mongol, caracterizados por su espíritu violento, liderados por Atila, irrumpieron en el imperio romano y junto a ellos se incorporaron los germanos, que escapando de los hunos, aprovecharon la debilidad del Imperio Romano de Occidente para desplazar a sus autoridades y asumir el poder.




Los germanos, sobre todo los godos, obtuvieron permiso para ingresar al imperio, con el fin de actuar como barrera contra la invasión de los hunos.

En el año 476, Odoacro, rey visigodo, fue proclamado rey de Roma, lo que significó la disolución definitiva del imperio romano de occidente.

EL REINO VISIGODO

Los visigodos eran un pueblo germano, su presencia en  data del 416, cuando acudieron como federados del Imperio romano de Occidente para combatir a los Suevos, Vándalos y Alanos, que se habían asentado en diversas regiones del territorio peninsular. 
Tras esta intervención, firmaron un acuerdo con Roma y se establecieron en el sur de la Galia, donde crearon el reino de Tolosa.

Más tarde, regresaron a la Península con funciones de carácter militar, iniciándose su asentamiento en estas tierras. Pero la afluencia masiva de visigodos hacia la península Ibérica se produjo después de la derrota sufrida frente a los francos en la batalla de Vouillé (507). 

Los Visigodos crearon su propio reino en la Península Ibérica en el 507.
Inicialmente el reino Visigodo se regia por una monarquía electiva dentro de un linaje, que paso a convertirse en hereditaria.




EL REINO CAROLINGIO

El reino franco alcanzó su máximo esplendor con la dinastía carolingia entre los siglos VIII y IX. Su máximo representante fue Carlomagno que se propuso restablecer la unidad del antiguo imperio romano de Occidente.
La expansión del reino franco estaba asociada a la difusión de la fe católica.
Carlomagno comenzó la conquista del Imperio y extender sus fronteras hacia el este y hacia el sur por territorios eslavos, lombardos, bizantinos y musulmanes.
Carlomagno fue coronado emperador en Roma por el papa León III, el día de Navidad del año 800.





EL IMPERIO BIZANTINO


El Imperio Romano de oriente o Imperio Bizantino se creó en el año 395. Cuando el emperador Teodosio dividió el imperio Romano en dos: El de oriente y el de occidente.

La nueva capital del Imperio romano de Oriente o Imperio bizantino estaba situada en la parte oriental del Mediterráneo, la más rica y cercana a las rutas de comercio. Es un lugar estratégico en el que se unen el mar Mediterráneo y el mar Negro, entre Europa y Asia.

Las discrepancias y rivalidades ente la máxima autoridad religiosa "el patriarca de Constantinopla" y el Papa de Roma produjeron a la separación entre la Iglesia de Roma y la Iglesia Ortodoxa. (Cisma de Oriente, 1054).




EL ARTE BIZANTINO:
  • La arquitectura:
La arquitectura bizantina es una síntesis entre la romana y la oriental.
Su obra más destacada es la basílica de Santa Sofía, en Constantinopla, que se apoya sobre cuatro grandes pilares y tiene una gran cúpula central y dos semicúpulas adosadas.



  • Los mosaicos:

Utiliza teselas de mármol de colores y también de barro cocido policromadas con pasta de vidrio, logrando efectos de gran vistosidad, colorido, riqueza y variedad cromática



Los motivos representados eran fundamentalmente retratos y escenas cortesanas.

La técnica del mosaico se utilizaba para decorar el interior de iglesias y palacios.



EL ISLAM

El Islam tuvo su origen en la península Arábica a principios del siglo VII,



El profeta Mahoma, tuvo que huir de La Meca en lo que se conoce como la Hégira. Desde la ciudad de Medina, fue reconquistando la zona hasta llegar nuevamente a La Meca. 

El Corán es el libro sagrado de los musulmanes; recoge las palabras de Mahoma que fueron reunidas por algunos de sus discípulos.

Se expandió rápidamente durante los siglos VII y VIII. Esa expansión se produjo en distintas fases tras la muerte de Mahoma.


La religión islámica se expandió con gran rapidez: desde Arabia se difundió por todo el Mediterráneo gracias a las rutas comerciales y a las conquistas. Esta rapidez se debió al convencimiento de que Dios les guiaba y a la tolerancia de los musulmanes que permitían mantener su religión a los pueblos dominados a cambio de un tributo. 

  • En la época de los primeros califas, entre los años 632 y 661, se unificó toda la península Arábiga y se conquistó Siria, Palestina y el norte de lo que hoy es Egipto. 
  • Con la dinastía Omeya se extendieron por todo el norte de África, la península Ibérica y el corazón de Asia. 
  • Con la dinastía Abasida se apoderaron de la isla mediterránea de Sicilia.

Cultura y arte islámico:

Las ciudades se convirtieron en centros de cultura a las que acudían todos los sabios musulmanes, siendo lugares de estudio e investigación. Fíjate en cuáles fueron sus principales avances en el mundo de la cultura:
  • Un nuevo alfabeto, denominado Alifato.
  • El sistema de numeración fue creado en la India pero introducido en Europa por los arabes por eso recibe el nombre de arabigo.
  • Los musulmanes cultivaron la poesía y la filosofía y destacaron en las ciencias , la medicina o la astronomía.
  • Desarrollaron nuevas técnicas en la agricultura, Norias para obtener agua de los pozos, construcción de acequias.


Las mezquitas

El templo del islam es la mezquita. Siempre están presentes algunos elementos:







Un elemento distintivo de la arquitectura musulmana es el arco de herradura, adoptado por el arte visigodo.




En el arte musulmán había elementos decorativos como:


  • Alicatados: mosaicos de cerámica con figuras geométricas.

  • Arabescos: cenefas con motivos geométricos o vegetales que a veces incluían textos del Corán.





No hay comentarios:

Publicar un comentario